La Ciencia reta a la muerte, hacia un futuro sin enfermedad

  • En los últimos 20 años los científicos han descubierto muchos de los procesos moleculares que conducen al envejecimiento. Una de las vías moleculares mejor estudiadas del envejecimiento está relacionada con el acortamiento de los telómeros, que son las estructuras de protección situadas al final de nuestros cromosomas que se pierden a lo largo de la vida. La velocidad a la que nuestros telómeros se erosionan depende de factores genéticos y ambientales. Investigadores del CNIO son pioneros en demostrar que un retraso en este proceso molecular puede retrasar también el envejecimiento y la aparición de enfermedad.

    Inscripción

 

Deja un comentario

 

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *