Educar en la frontera entre la intuición y la comprensión

  • Intuir es relacionar un fragmento de la realidad con otro percibido previamente. Comprender es relacionar un fragmento de realidad con una de sus representaciones inteligibles. La ciencia puede comprender sin necesidad de intuir. El arte puede intuir sin necesidad de comprender. Estas afirmaciones sugieren una nueva forma de enfrentarse a la incertidumbre que nos rodea. Educar consiste sobre todo en proveer de estímulos, y la frontera entre ciencia y arte es una gran fuente de estímulos. Un educador es una fábrica de estímulos, que crean un ambiente donde se puedan desarrollar conceptos de conversación en el más amplio sentido de la palabra: hablar, entender, observar… La educación consiste en utilizar cuatro conceptos tan aparentemente dispares como comprensión, intuición, inteligibilidad y belleza, para crear una atmósfera en la que el alumno tenga la idea de que se puede seguir conociendo, que en cualquier instante puede obtenerse un nuevo conocimiento.

    Inscripción